EXPOSICIÓN ACTUAL

 

El Cuerpo Traumado en el No Espacio - OIHANE AMURRIO
2.1.2021-12.2.2021

EL CUERPO TRAUMADO EN EL NO ESPACIO - Oihane Amurrio
 

TOMAR CONTROL DEL CUERPO

 Como ya sabemos en Oihane Amurrio siempre ha estado latente un continuo aprendizaje sobre su cuerpo. Cuando hablamos de cuerpo nunca excluye la mente. La dualidad cuerpo y mente no existe en la artista. Ya que, la parte teórica de la obra no funciona sin la experiencia estética y viceversa. Ambas son parte de un todo, la obra y la artista; que al mismo tiempo son uno tal y como se ve reflejado en esta obra. Mi trabajo es haceros un breve resumen de donde se sitúa esta obra para la artista a nivel conceptual.

 Esta es parte de un proceso, un análisis de sus límites. Estos límites son tanto físicos como sociales. Hablamos sobre la evolución de su posición como mujer, como artista y mujer artista en la sociedad.

 Su formación comenzó con la incertidumbre de si podría llegar a ser eso que se conocía como artista, más parecida a la figura del genio. Recordemos que la figura del genio se entiende como alguien que da norma al arte. E s un creador que sin una intencionalidad  aparente creará una obra de una belleza que marcará lo que es y lo que no es arte. Pero, que al mismo tiempo no puede dar una fórmula perfecta de su creación, ni puede imitar la de otros... Debe seguir ciertas reglas. Debe tener técnica. Pero no debe dejar que la técnica y el aprendizaje sean explícitos en la obra. Porque entonces no es arte. Y ella, no será  artista.   Es mas, con esto parece se le exige que de alguna forma viva al margen de  sociedad.  Porque  su  producto  debe  tener  una  naturaleza libre que carezca de cualquier  señal que se le atribuya a un ser humano. es decir, Debe parecer que no tiene intencionalidad. aunque al mismo tiempo es la sociedad la que legitima su persona como artista. 

Ella quería ser artista. Vivir como artista. Y entonces, empieza a comprender ser artista como una profesión de creadora. Y se empieza a considerar artista. Esta decisión marca un antes y un después en la toma de el control de su cuerpo. Pone comienzo o a su posición, es decir, ella se bautiza, nace y nombra como artista. Hay un ser y un no ser. Dos conceptos que vuelven a aparecer en esta obra como lo han hecho en otras. Su análisis  sobre el cuerpo ahora es desde una posición diferente que no para de evolucionar, ya  que,  se bautiza como artista cuando identifica la posición del artista en el tiempo y el espacio que  le corresponde. No es solamente el genio que da norma al arte más allá de los principios de la naturaleza y la sociedad, no es un ente abstracto y no se sitúa por encima de la cultura. Sino que se reconoce como parte de la misma. Investigará cómo funciona esa participación, si el artista ídolo, símbolo o religión. Es aquí cuando asume su responsabilidad respecto a su entorno. Es decir, al reconocerse como un elemento social comprende su poder en el imaginario colectivo. 

Esta obra se sitúa en ese momento, entre el análisis del artista y la toma de control de ella como artista. En la obra hemos podido ver como ella se desdobla. Ella es ella y al mismo tiempo muchos otros, que al mismo tiempo son monumento. Ella asume su posición de  artista y creadora, se desdobla al ver que es obra, y representándose como monumento, se investiga como símbolo. Se plasma a ella como monumento en un espacio concreto, de significado religioso, que resulta natural pero que es intencional.

 Así es como toma control de su cuerpo mediante esta obra. Está investigando sobre el cuerpo traumado en un espacio. El cuerpo de ella (que no es ella) y un espacio que le corresponde y que al mismo tiempo no.

Texto: Maialen Sánchez

C/ BERATÚA 39/41
LOGROÑO LA RIOJA

MIÉR.-VIER.19H-21H
SÁB.11.30H-13.30H